Ciudad Democrática

Que aporta la participación

Vivimos momentos que podríamos calificar como de crisis de la política, marcada por una distancia y desconfianza de los ciudadanos con esta. Es necesario recuperar esta confianza de los ciudadanos evolucionando, transformando o cambiando los modelos de gobernanza, adaptándolos a los nuevos tiempos.
Los gobiernos solos ya no pueden resolverlo todo, y quizás es bueno que sea así, y la sociedad tome más protagonismo en la resolución y gestión de las tareas de gobierno. Por otra parte, los ciudadanos quieren hacer oír su voz, participar, colaborar, y disponen de más herramientas y canales que nunca para hacerlo, aprovechémoslo.
Quién mejor que los ciudadanos de un barrio o calle para conocer los problemas, carencias y necesidades de este, quién mejor que los profesionales o asociaciones de un sector concreto para conocer sus necesidades. Tenemos que crear los canales necesarios para gestionar esta información e implicar de esta manera a los ciudadanos en las tareas de gobierno, en lo que llamamos "gobernar con las personas".
Es en este sentido en el que te presentemos el Gobierno abierto de la ciudad de Barcelona. Barcelona abre su Gobierno, y lo hace con intención de transparencia, pero también de buscar la colaboración e implicación ciudadana. Participación ciudadana, datos abiertos (Open Data) y transparencia conforman el Gobierno abierto de la ciudad, pero por encima de eso, Gobierno abierto es un cambio de actitud, un cambio cultural, un cambio de modelo de gobernanza que nos obliga a liberar los datos, a ser transparentes y a colaborar con los ciudadanos con todo lo que hacemos como Gobierno.
Barcelona necesita a sus ciudadanos y ciudadanas para progresar y resolver los problemas y necesidades. Entre todos podremos.

Carles Agustí i Hernàndez
Comisionado de Participación Ciudadana y Asociacionismo

Web de Barcelona